Como bien sabréis una de las figuras importantes dentro de la boda es la del padrino.

El padrino se encarga de acompañar a la novia al altar, pero también puede realizar otras funciones como ser el portador de las alianzas, entregar el ramo de flores a la novia, dedicar el primer brindis a los novios, acompañar a la madrina a la salida de la Iglesia…

En definitiva, se trata de una figura muy visible dentro de la boda.

En otros artículos hemos hablado de cómo debe ir vestido el padrino de boda y qué errores debe evitar a la hora de escoger el vestuario del padrino. En el artículo de hoy os hablaré de los aciertos en la elección del traje de padrino. Con estas claves esperamos que la elección del vestuario del padrino sea un poco más fácil, asi que ¡esperamos os sirvan!.

  1. El padrino deberá escoger una gama de colores similar a la del novio. Evitando en todo caso los tonos más claros, y colores atrevidos.
  2. El padrino al igual que el novio, deberá seguir el protocolo de la boda. Si ésta es formal y se celebra de mañana o a media tarde, la opción perfecta es el chaqué para ambos.
  3. Si el novio elige vestirse con traje de sastre, la boda es al atardecer, se trata de una boda civil, o simplemente la boda no es tan formal, el padrino deberá seguir también la línea del novio y decantarse también por el traje sastre.
  4. Lo mejor es elegir siempre un color oscuro (se puede elegir entre diferentes tonalidades: gris marengo, negro, azul oscuro, marino…)
  5. El padrino deberá llevar una corbata en un color diferente al novio, con camisa siempre blanca. Una corbata ideal es por ejemplo, la corbata de topos.
  6. El chaleco debe ser de corte clásico, en negro o tono oscuro (como el traje).
  7. Los zapatos más adecuados son los acordonados y siempre de color negro, tipo “Oxford”.

Siguiendo estas sencillas pautas el padrino de la boda habrá conseguido vestir con todo acierto el día de la boda.
Trajes de novio y padrinos