Está claro que cuidarse no solo es cosa de mujeres, los hombres también necesitan cuidarse y más si es antes de la boda. Hacer ejercicio, llevar una dieta equilibrada, un buen corte de pelo, y realizarse unos cuidados mínimos de la piel harán que el día de la boda muestres tu mejor imagen.

¿Pero a qué tipo de cuidados de la piel nos referimos?
Hoy en día existen tratamientos de belleza que son aplicables tanto al género femenino, como masculino, pero no vamos a entrar en ese terreno. Os vamos a hablar de algunos hábitos saludables y muy sencillos que os harán mejorar vuestra piel y recuperar la luminosidad, día a día, sin necesidad de realizar un tratamiento especial.

Lavarse la cara más de una vez al día

No basta con lavársela mientras te duchas, sino que a lo largo del día se acumula sudor, polvo, o contaminación, que favorecen la aparición de bacterias.

La piel de la cara es más sensible que la del resto del cuerpo y más propensa a sufrir de acné y también los desagradables puntos negros.

Por ese motivo, para evitarlo es bueno llevar una correcta higiene diaria.

Hidratación

Mantener la hidratación de la piel es también muy importante y hoy en día hay cremas hidratantes especiales para el cuidado del hombre que se adaptan a sus necesidades específicas.  Con sólo una aplicación diaria, tu piel mejorará notablemente.

Los beneficios son notables, recuperas el aspecto de tu piel, pero también ayudas a combatir el envejecimiento y prevenir otros problemas como la sequedad.

cuidados piel novios

Exfoliación

Quizás este paso te sea del todo desconocido, pero es necesario. Te contamos en qué consiste:

Se trata de eliminar las células muertas de la piel. Al realizar la exfoliación se consigue mejorar la textura de la piel, que debido a la acumulación de estas células aparecía más áspera. También previene la aparición de puntos negros, que son en realidad poros que resultan obstruidos.

Pero, ¿cómo se realiza una exfoliación? En realidad es un paso muy sencillo y lo mejor de todo, es que con que lo hagas una vez cada 15 días es suficiente. Consiste en aplicarte un producto/crema exfoliante facial y frotarla ligeramente sobre la cara. Después solo tienes que enjuagar.

El resultado será notable al tacto al instante, tu piel aparecerá más suave.

Usar siempre protección solar

En este campo estamos más concienciados y ya casi no es necesario insistir en ello. Aplicarse la protección solar no sólo es de mujeres, ya que el cáncer no distingue de géneros, ¡ni tampoco el envejecimiento prematuro!.

¿Conoces el dicho: “La piel tiene memoria”? Usar el factor de protección correcto y aplicárselo tantas veces como sea necesario será fundamental para evitar quemaduras y a la vez conseguir un aspecto más saludable. Además conseguirás un bronceado más duradero.

Fotos:1. Vía Pinterest; 2. Zankyou.com.mx