Algo que no debe pasar por alto a la hora de organizar la boda es enviar las invitaciones previamente. Esta tarea la puedes hacer más o menos a la par que cuando vas a comprarte el traje de novio, con tres o cuatro meses de antelación.

El motivo es que tus invitados tienen que tener el tiempo suficiente para conocer la fecha de la boda y poder planificar su asistencia, y el viaje en los casos necesarios.

Si además quieres seguir el método tradicional y seguir el protocolo para el envío de las mismas, deberás tener en cuenta ciertas pautas:

    • La invitación debe contener un mapa del lugar donde se celebre el enlace (en caso de no adjuntarlo, lo podrías enviar más adelante). No es obligatorio, pero sí recomendable.
    • La invitación de la boda debe de introducirse en un sobre específico dentro del sobre exterior. El primero forma parte de la propia invitación, y seguro que lleva un diseño específico a juego con la invitación. El sobre exterior es donde debe aparecer la dirección de envío.

invitacionesdeboda-2

  • En la invitación debe quedar claro a qué miembros de la familia destinataria invitas. Si se trata de una pareja, basta con poner sus nombres. Si incluyes a los hijos debe constar “Familia ….” seguido de los apellidos de la misma.
  • En toda invitación debe constar el “dress code” de la boda. Si tus invitados deben de vestir de cierta forma es obligatorio hacerlo constar (por ejemplo si se trata de una boda de etiqueta, y deben de vestir con chaqués o frac).
  • No está demás incluir una tarjeta de respuesta con su sobre correspondiente.