Aunque puede parecer una cuestión complicada elegir los zapatos adecuados para combinar con el traje no es tan complicado si tienes en cuenta algunos consejos.

    • Lo primero de todo debes conocer los distintos tipos de zapatos que existen y son adecuados para este tipo de eventos y de los que te hablamos en el artículo anterior.
    • Lo segundo más importante es hacer la elección del zapato siempre después de haber elegido el traje de novio. Como descubrirás una vez conozcas los distintos tipos de zapatos que hay, no todos son apropiados para todos los trajes.

trajes-de-novio-y-zapatos-zaragoza-madrid-dressbori

Si tu traje es de corte clásico, no debes escoger un zapato moderno, sino uno más atemporal, sin ornamentos y acordonado. Si el traje es más entallado o de pantalón estrecho puedes en cambio optar por uno más moderno, por ejemplo con hebilla.
zapatos de novio zaragoza y madrid

    • Elige siempre el color negro. Acertarás seguro y el protocolo así lo indica.
    • Los zapatos siempre deben de ser de piel. El charol se recomienda si en vez de traje o chaqué, vistes de esmoking. No escatimes en calidad, porque la piel además de tener un aspecto diferente, da mejores resultados (además de aportar más comodidad).
    • Aprovecha la visita de la prueba o elección del traje de novio para escoger también los zapatos y pruébate varios modelos diferentes con el traje puesto. Verás cómo te queda cada uno y cuál es más adecuado con el traje elegido. Siempre podrás pedir consejo en ese momento a los profesionales que te atiendan.
    • Los zapatos son de las pocas cosas que puedes aprovechar no sólo para tu boda, puedes elegir un tipo de zapato que pueda adaptarse a otras ocasiones, es decir, que sea más versátil (por ejemplo, para ir al trabajo si utilizas traje). Un ejemplo serían los zapatos de estilo derby. Recuerda que a mayor grado de ornamentación, los zapatos resultan más informales.

zapatos derby-zapatos de vestir

  • Por último, ¡no olvides la comodidad!. Debes buscar unos zapatos que te resulten cómodos, que puedas llevar durante horas y no te aprieten. Cuando los hayas comprado, prueba a llevarlos puestos por casa algún rato (¡y sin salir a la calle!).

 Con todos estos consejos ¡estás listo para ir en busca de los zapatos de tu boda!